Acaba con tu saboteadora interna

Si, ya sabes de quién te estoy hablando, ¿verdad? Por si las moscas te daré unas pistas que harán que la reconozcas rápidamente: «Es culpa mía», «soy un desastre», «todo lo hago mal», «qué tonta soy», «no puedo», «no me va a salir», «es imposible», «no sé», «para eso no valgo», «seguro que…», «le caigo mal», «¿y si….?», «lo dice por mí», «¡ya le vale!», «tendrías que haber dicho»… «van a pensar que…», «no les voy a gustar»,

saboteadora interna

¿A qué ahora si sabes de quién te hablo? Efectivamente, te estoy hablando de tu crítica interna. Esa voz que te sabotea y te anima a no ir a por tus objetivos y de paso perjudica tu autoestima, tu salud y tu bienestar. 

saboteadora interna

Relación con las emociones, la autoestima, el bienestar y la salud

La mente no para, ni dormida deja de llover ese aluvión de pensamientos y no siempre éstos están relacionados con la planificación del día o tus quehaceres diarios. De hecho, todas las personas tenemos una voz interna a la que le gusta juzgarlo todo y le encanta rumiar. Una voz con sus ideales e ideas de perfección, frecuentemente negativa y muy exigente con la que muchas veces (nos) criticamos, auto-boicoteamos, auto-castigamos, infravaloramos y empequeñecemos. O mejor dicho voces internas porque estoy convencida de que identificas más de una.

El dialogo interno define el concepto que tienes de ti como persona y va moldeando tus creencias. Lógicamente, cuanto peor nos tratamos y cuanto más negativo es ese diálogo, más negativo es nuestro estado de ánimo, más incapaces nos sentimos, más se bloquea nuestra acción y más se daña nuestra autoestima.

acaba-con-tu-saboteadora-interna

Recursos para trabajar nuestro diálogo interno

Saboteadora interna. Acaba con tu saboteadora interna

Identifícalo: Sal del piloto automático y vete a cazarlo. La mayoría de las veces no somos conscientes de qué, cómo y cuánto nos decimos lo que nos decimos. Se convierte en un hábito que pasa desapercibido así que tendrás que poner atención.

Caza a la crítica: Y no me refiero solo a la voz con la que te criticas a ti, sino a la voz que critica a otras personas. Esa voz crítica con las demás personas también lo es con una misma a pesar de lo que la gente piensa o dice. Prueba. Mejor estado emocional, mejor relación contigo y además con las demás personas.

No le restes importancia: Porque el cerebro no sabe de ironías ni de bromas, al contrario es bastante literal y se cree lo que le dices. Ni más, ni menos.

Modifica el diálogo: Una vez que lo tienes cazado, transforma eso que te dices y te daña o no te ayuda construye otros mensajes más cariñosos y potenciadores. Esa voz a tu favor será tu mejor aliada. No se trata de mentirte ni decirte cosas inalcanzables, ni de convertir lo negativo en positivo. Se trata de, teniendo en cuenta la situación o la realidad, hablarte desde el autocuidado, el amor y la compasión hacia ti, tal y como lo haces con las personas a las que amas.

Trabaja tus creencias: Esa voz puede estar muy instalada y derivar de creencias que mantienes desde hace mucho tiempo.

Son muchos e importantes los beneficios de trabajar en tu diálogo interno y espero que estos recursos te ayuden. Si crees que te vendría bien más apoyo con esto, un proceso de acompañamiento a través de sesiones de coaching puede servirte de ayuda.

Saboteadora interna

Ahora, ¡A por tu saboteadora interna! 

saboteadora interna

Y tu, ¿En qué cosas que te dices te pillas más? ¿Qué es lo que más te cuesta a la hora de trabajar tu diálogo interno? ¿Tienes algún truquillo que te ayuda y que nos pueda servir a las demás? Deja tu comentario y recuerda:

Cuidado con cómo te hablas, te estás escuchando

Deja un comentario